Acciones por una esperanza

Programa Por Una Esperanza

Acciones Por Una Esperanza es un proyecto de carácter preventivo que procura contribuir con mecanismos psicosociales integrales y complementarios para una vida saludable, el rescate de la cultura e identidad que protejan, eviten o reduzcan sobre la propensión hacia conductas delictivas y violentas en las áreas urbanas.

Mediante un abordaje comunitario en las comunidades y barrios calificados como populares, marginales y/o zonas rojas accionamos integral, interinstitucional y participativamente, con la finalidad de atender a los jóvenes y adolescentes en situación de riesgo o alto riesgo social (miembros o simpatizantes de bandas o pandillas) para fomentar cambios positivos y convertir estas áreas en lugares seguros y pacíficos para la mejor convivencia de los ciudadanos y mejorar la calidad de vida.

Resumen del Programa

Con una intervención integral y donde coordinamos con otras instituciones gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro, el programa se orienta hacia: acciones que previenen a los jóvenes y adolescentes incursionar en actividades delictivas, a través del uso positivo del tiempo (recreativas, culturales, deportivas, sociales y espirituales) y, la inserción social de los adolescentes y jóvenes en situación de alto riesgo social muchos de los cuáles tienen un historial de pandillerismo y/o miembros de bandas.

Los participantes experimentan un proceso de cambio psicosocial, a través de la promoción de la salud mental y recreación (Fase I). Complementado conformación y capacitación para motivar el cambio de vida (Fase II), con temas para el aprendizaje de nuevas habilidades sociales que los hagan funcionar diferente en su entorno social y familiar. Al final del proceso, el individuo “inducido hacia una vida positiva ha de ser canalizado para la re-inserción social, la formación vocacional, o en su efecto, para la autonomía económica (Fase III), incidiendo positivamente en la promoción y desarrollo de una cultura de paz.

Requisitos para obtener el servicio o participar del programa
Para el caso de acciones de prevención para población de riesgo social se requiere solicitud formal por parte de la institución, entidad, ONG’s, centro comunitario o persona natural (líder comunitario, pastores, etc.) dirigida a la Dirección de la ODSS, que explique el motivo de la solicitud, la población a atender, la persona responsable, números de teléfonos y dirección, otros datos que considere importante incluir.

Por otra parte, las características sociales de la población pandilleril motiva el primer acercamiento directamente por parte del equipo operativo, quiénes se desplazan hacia las áreas de altos índices de violencia donde actúan. El acercamiento a estos grupos sociales se da por el acceso de figuras comunitarias representativas de la comunidad, sean líderes o religiosos con testimonio de vida, respetados con credibilidad los que introducen al equipo operativo y técnico del programa ante el jefe de pandilla, quien autoriza el abordaje del MIDES al trabajo con los miembros del grupo. La edad de los miembros oscila entre 12 a 29 años.

Que beneficio brindan

Una oportunidad para jóvenes y adolescentes vulnerables que motive nuevos valores y cambios conductuales positivos que incidan en su vida personal, familiar y social. Y para jóvenes y adolescentes en situación de alto riesgo social, una vez culminen exitosamente todas las fases del programa, reemplacen el sentido de pertenencia a la pandilla por la afiliación a un nuevo grupo laboral que pasa a tomar mayor importancia. Por medio del cual, retomen la confianza en sí mismo, satisfagan las necesidades de reconocimiento y piensen en nuevas formas de crecer o estudiar para llegar a la autorrealización.

Otros aspectos importantes

Bajo la operatividad de la Oficina de Desarrollo Social Seguro (ODSS), el Programa Por Una Esperanza, se crea en virtud de la ejecución del Programa de Seguridad Ciudadana, impulsado por el Gobierno Nacional con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mediante Resolución N°.019 de 21 de febrero de 2006. Procura administrar, planificar y ejecutar acciones integrales, interinstitucionales y participativas que protejan o eviten de forma sostenible, la propensión hacia conductas delictivas y violentas, a través de la coordinación de los tres niveles de prevención (primaria, secundaria y terciaria).

El Programa Por Una Esperanza, así como las diferentes acciones que desarrolla la ODSS, promueve la cultura de paz, los valores, el respeto y la inserción social de, desde y entre los jóvenes y adolescentes.

Actividades y acciones que ofrece la Oficina:

  • Foros
  • Giras psicosociales
  • Jornadas de limpieza (proyección positiva)
  • Ligas deportivas y actividades lúdicas
  • Círculos de reflexión
  • Cine debates
  • Coordinaciones institucionales e interinstitucionales para impartir charlas, seminarios y talleres en materia de prevención de la violencia y sensibilización (temas sobre sexualidad, resolución de conflictos, prevención de uso indebido de drogas, etc.)

Ligas-Deportiva-odss Proyección-positiva-en-los-barrios Reunión-interinstitucional Ligas-Deportiva-2 Formación-de-jóvenes Consulta-a-los-jóvenes Actividades-lúdicasLigas-Deportiva-odssAcercamiento-con-las-ONG