OCDE presenta “Perspectivas Económicas de América Latina 2018: Repensando las Instituciones para el Desarrollo”

  • 9ed9fd17-da18-43bb-a4de-d60eb41e942a
  • 707a376a-1bff-43ac-a680-1233d552eecd
  • 474509e6-4db7-49a0-a940-382d013ffa0c
  • d9696a1e-a4fd-4a4f-83e2-7da9f7827f1d
  • f2fc288c-44b1-4dd3-b54c-3fdca95248c8
  • 1ede7cc4-d991-43d4-a9a5-27e4bbf7434c
  • 3eaca329-29fe-45d0-8876-2f3d5863cd8d

Una herramienta para fortalecer las instituciones y generar crecimiento sostenible incluyente, así describió la Vicepresidenta y Canciller Isabel de Saint Malo de Alvarado el informe “Perspectivas Económicas de América Latina 2018: Repensando las instituciones para el desarrollo” elaborado por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicas (OCDE).

Este diagnóstico, explicó la Ministra de Relaciones Exteriores, muestra todas las oportunidades que presenta la región para potenciar una economía inclusiva, capaz de satisfacer las necesidades de toda la población, la necesidad de reformas de los Estados y las políticas públicas, especialmente aquellas destinadas al desarrollo. Asimismo,  contempla un análisis detallado cómo  Panamá logró posicionarse en el escenario global como un país de diálogo y consenso, ante los conflictos regionales y globales, además de jugar un importante rol como nación cooperante y ser la puerta de entrada a Latinoamérica.

De Saint Malo de Alvarado incidió en la importancia que la administración del Presidente Juan Carlos Varela ha otorgado al fortalecimiento de las instituciones públicas, entendiendo y reconociendo la necesidad de incorporar el sentir de los ciudadanos en la elaboración de Políticas Públicas, y que éstas sean a largo plazo. “Panamá tiene una extensa trayectoria en consensos en cuanto a la preparación y puesta en marcha de Políticas Públicas a largo plazo”, apuntó la Canciller.

Previamente a la disertación de la Vicepresidenta y Canciller, Susana Pinilla, Directora- Representante del Banco de Fomento en Panamá (CAF), reconoció los avances que ha dado Panamá para fortalecer la confianza en sus instituciones, en reformar sus Políticas Públicas, especialmente aquellas destinadas al desarrollo y en aprovechar las oportunidades del mercado global para potenciar una economía inclusiva.  “Para reconstruir la confianza ciudadana es fundamental poseer un crecimiento inclusivo, el cual requiere mayor valor agregado, y esto lo hace Panamá en cada uno de sus servicios. A la par, ha generado mayor producción y fortalecido la capacitación técnica de su recurso humano”.

Michelle Muschett, Viceministra de Desarrollo Social fue más allá.  Sostuvo que las Políticas Públicas de Panamá están alineadas a la Agenda 2030 que se enmarca en los ejes sociales, económicos y ambientales, donde las políticas sectoriales quedaron en el pasado y se enfocan hoy día en acciones encaminadas al desarrollo sostenible e inclusivo de los ciudadanos panameños.  Sobre este punto, Pinilla del CAF, agregó que Panamá impulsa buenas prácticas en este tema, citando como ejemplo los Centro de Competitividad Laboral, el cual su banco comparte como un modelo regional incluyente como resultado del trabajo en conjunto entre el sector público y privado.

Mientras que Gustavo Valderrama, Viceministro de Economía pronosticó que Panamá seguirá liderando el crecimiento económico de la región, sustentado en su posición geográfica, seguridad jurídica, estabilidad política y gran atractivo turístico. Panamá es el país más interconectado del hemisferio con un ferrocarril que permite el trasbordo de carga y la recién expansión del Canal que logró triplicar su capacidad y se tiene acceso a un mercado de 3.5 billones de personas, vía 1,700 puertos en 160 países, con 144 rutas marítimas.

Te puede interesar...