SENAPAN realiza segundo pago del año en áreas de difícil acceso

  • PHOTO-2018-06-08-07-49-21
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-21
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-22
  • PHOTO-2018-06-08-07-48-23_1
  • PHOTO-2018-06-08-07-48-21_1
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-22_1
  • PHOTO-2018-06-08-07-48-21
  • PHOTO-2018-06-08-07-48-22_1
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-19
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-20_1
  • PHOTO-2018-06-08-10-13-38
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-19_1
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-18
  • PHOTO-2018-06-08-10-11-17
  • PHOTO-2018-06-08-10-13-40
  • PHOTO-2018-06-08-07-48-24_1
  • PHOTO-2018-06-08-10-14-02

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides), a través de la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentario y Nutricional (SENAPAN), hizo el desembolso de  a 1,343,700.00 balboas a ocho mil novecientos cincuenta y ocho a familias en condiciones de extrema pobreza y vulnerabilidad, en las provincias de Veraguas, Chiriquí, Los Santos, Bocas del Toro y la comarca indígena Ngäbe-Buglé.

La Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentario y Nutricional (SENAPAN), es el ente encargado de proponer, coordinar, supervisar y evaluar las acciones de promoción, prevención, reducción y habilitación de los programas estatales, cuyo objetivo están encaminados a garantizar la seguridad alimentaria nutricional de la población panameña.

Cabe resaltar, que la entrega de estos bonos alimentarios se llevó a cabo del 4 al 8 de junio en las áreas de difícil acceso, como El Picador, Tierra Cortada y Bogle, en Cañazas; La Peña, Bahía Alegre y Pescará, de Santa Fe de Veraguas; así como también en Santo Domingo en Chiriquí y en Macaracas, en Los Santos, la Comarca Ngäbe Buglé y Bocas el Toro.

Franklin Corro, director nacional de la SENAPAN, exhortó a los beneficiarios a hacer buen uso de este bono alimentario y cumplir con las corresponsabilidades del programa con el fin de bajar los niveles de pobreza en el país.

El SENAPAN trabaja en el desarrollo de huertos comunitarios con las familias beneficiarias del programa de Bono Alimenticio, que representan una ayuda económica de $50 balboas mensuales y se entrega trimestralmente, simultáneamente, con los otros subsidios.

“Si logramos aumentar esas producciones y creamos esos microcomercios en las zonas apartadas, no solo ayudamos a las comunidades a tener un mejor modo de vida, sino que, paulatinamente, el Estado empieza a dejar de entregar los subsidios, porque las familias ya no los van a necesitar”, dijo Corro.

“Le agradezco al MIDES por tomar en cuenta a mi familia, con los bonos compro alimento para mis hijos, además ellos nos enseñan con las capacitaciones que nos han dado los maestros de SENAPAN y aprendí a sembrar tomate, ají, frijoles y lechuga para el consumo de mi familia,” señaló Roció Córdova, beneficiaria del programa.

Te puede interesar...