COMUNICADO

En atención a la posición manifestada a través de la prensa local, por la Asociación de Residentes Naturalizados de Panamá (ARENA), el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), comunica  que:

Solo los panameños o nacionalizados panameños, que cumplan con la Ley, podrán acceder al Programa B/.120.00  a los 65.

La Ley 86 de 2010, modificada por la Ley 117 de 2013 y la Ley 15 de 2014, que rige el programa especial de asistencia económica para los adultos mayores de sesenta y cinco años o más, sin jubilación ni pensión, que se encuentren en condiciones de riesgo social, vulnerabilidad, marginación o  pobreza, señala los siguientes requisitos:

“ARTICULO 6.  Para formar parte del programa se requiere:

1.        Ser de nacionalidad panameña

2.        Tener sesenta y cinco años o más

3.        No ser jubilados ni pensionados

4.       Encontrarse en condiciones de vulnerabilidad, marginación, riesgo social o pobreza”

En este sentido, la Constitución de la República de Panamá en su Título II, de Nacionalidad y Extranjería, manifiesta claramente que la nacionalidad panameña se obtiene a través de nacimiento, naturalización o por disposición constitucional. Por otro lado, en el Artículo 9, de esta misma Carta Magna, se indica quienes son los panameños por nacimiento:

“…1. Los nacidos en el territorio nacional.

2. Los hijos de padre o madre panameños por nacimiento nacidos fuera del territorio de la República, si aquellos establecen su domicilio en el territorio nacional.

3. Los hijos de padre o madre panameños por naturalización nacidos fuera del territorio nacional, si aquellos establecen su domicilio en la República de Panamá y manifiestan su voluntad de acogerse a la nacionalidad panameña a más tardar un año después de su mayoría de edad”.

Así mismo, el Artículo 10 especifica los parámetros requeridos para que un extranjero pueda solicitar la nacionalidad panameña, por naturalización.

El Padrón de beneficiarios del Programa B/. 120.00 a los 65 tiene una población de 128, 111 adultos mayores, quienes de manera exhaustiva han sido censados, encuestados y sometidos al “Proxy means test formula”, un sistema científico y objetivo desarrollado para la interpretación de los resultados obtenidos mediante la encuesta de vulnerabilidad. Adicionalmente, nos encontramos en una etapa intensa de recertificación para que sean solo los más necesitados y  vulnerables quienes se beneficien de los programas sociales de la institución.

Reconocemos que toda persona que se sienta afectada, tiene derecho a presentar los recursos, que la Ley le asista, ante las instancias que correspondan.

Por nuestra parte, seguimos enfocados en la innovación, mejora continua de los programas y  en la generación de políticas sociales para el desarrollo de nuestro país, siempre en estricto cumplimiento de las normas que reglamentan nuestra gestión administrativa.

###