MIDES cierra el 2020 con acciones a favor de la primera infancia, adultos mayores, igualdad de género y programas dirigidos a combatir la pobreza y las desigualdades

  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.22 AM (4)
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.22 AM (2)
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.22 AM (3)
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.22 AM
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.21 AM (1)
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.21 AM
  • WhatsApp Image 2021-01-02 at 11.13.22 AM (1)

El Ministerio de Desarrollo Social, realiza un recuento de los principales logros alcanzados en el transcurso de 2020, donde la primera infancia, adultos mayores, la paridad de género y las poblaciones vulnerables, fueron atendidos a través de programas y proyectos que potenciaron el desarrollo humano en todo el país.

Hemos logrado en materia de desarrollo social la Ley de Protección Integral a la Primera Infancia y al Desarrollo Infantil Temprano, que garantiza los servicios y atenciones para la niñez en temas como: salud, nutrición, aprendizaje temprano, identidad y crianzas con pautas adecuadas.

Presentamos al país la intervención “Mochila Cuidarte”, que permitirá la intervención en estimulación temprana de 12,500 niños y niñas de los corregimientos más vulnerables del país que no cuentan con CAIPI y las acciones que se tomaron para mitigar los efectos de la pandemia de la COVID-19, en la que se sobresale el programa “Tu Caipi en Casa” en modalidad virtual y semipresencial, para el desarrollo infantil de niños de 0-4 años a través de clases semipresenciales que atendieron a 1,620 familias en 98 CAIPI comunitarios.

Este programa en su modalidad virtual ofrece insumos, como: videos, cuentos, canciones, pautas de crianza positiva, recomendaciones de cuidado, actividades variadas y material descargable ha registrado más de 9 mil visitas.

Para reforzar estos programas se utilizaron las plataformas digitales como Zoom y YouTube para capacitar a más de 3,300 maestras a través de seminarios y foros virtuales que logró que se actualizaran en nuevos métodos de enseñanzas.

En relación con los albergues para niños, niñas y adolescentes privados o administrados por el Estado, se fortalecieron las normas que regulan su apertura y funcionamiento, a través de la promulgación del Decreto Ejecutivo N°404, que dicta nuevas disposiciones para estos centros, como exigirles a los encargados de los albergues tener título universitario en áreas de ciencias sociales, humanidades o afines, con experiencia comprobada en protección de la niñez y fortalece el monitoreo de los albergues.

En el combate a la pobreza el Estado adoptó el Índice de Pobreza Multidimensional a Nivel de Corregimientos (IPM-C) que le ha permitido identificar las principales carencias que ocurren de manera simultánea en los corregimientos del país.

Una de las inversiones realizadas por el MIDES fueron visibles en los Programas de Transferencia Monetaria Condicionada por un monto de 230.5 millones de dólares que benefició a 194 mil panameños y panameñas de escasos recursos a través de los programas como, Ángel Guardián; Red de Oportunidades; 120 a los 65 y los bonos otorgados por la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SENAPAN).

Además del fortalecimiento de los Programas de Transferencia Monetaria Condicionada, se fortalecieron los programas de movilidad social de la población beneficiaria de estos programas, a través de los programas de Redes Territoriales y Apoyo a la Cohesión Social en los que más de 3,875 familias de 124 corregimientos realizaron proyectos autosostenibles.

Mientras que otras 800 familias de poblaciones de difícil acceso se beneficiaron con proyectos avícolas y agrícolas a través de 185 granjas que les permitieron generar ingresos para sus familias y sus entornos sociales.

A través de la Coordinación de Juventud se iniciaron las consultas y el diagnóstico de la juventud para el levantamiento del Proyecto de Ley de Juventud y de la Política Pública de Juventud.

Las medidas de protección social se extendieron a las 73 Casas Hogares de adultos mayores que operan en el país, donde residen 1,513 adultos mayores. Estos centros fueron supervisados a través de monitoreos diarios que permitió fortalecer las medidas de protección a favor de este grupo vulnerable, sobre todo ante la pandemia COVID- 19, en trabajo en equipo con el Ministerio de Salud.

Las atenciones a las poblaciones prioritarias

El plan de acción Uniendo Fuerzas, giró su mirada hacia la población iletrada. Con el programa “Muévete por Panamá, Yo sí Puedo”, se alfabetizaron más de 800 personas mayores de 10 años.

El 70% de los alfabetizados corresponden a mujeres de poblaciones vulnerables que también  aprendieron un nuevo oficio a través de las alianzas estratégicas que tiene la institución con entidades como el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (INADEH).

Además de los 230.5 millones de dólares que se transfirieron a 194 mil panameños y panameñas de escasos recursos a través de los PTMC y del avance del 85% del Sistema de Registro Nacional de Beneficiaros (RENAB) se destacan otras inversiones como 1.2 millones de dólares para la remodelación y equipamiento de los CAIPI.

En el Ministerio de Desarrollo Social creemos en las alianzas (ODS17) para la lucha contra la pobreza y las desigualdades, por lo que se invirtió 5.6 millones de dólares en conceptos de subsidios a más de 100 patronatos, fundaciones y organizaciones sin fines de lucro para la ejecución de programas y proyectos sociales en beneficio de 6,700 personas aproximadamente, que incluyen niñas, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores en condiciones de pobreza, pobreza extrema, abandono, maltrato y discapacidad.

Además, 254 mil 478 dólares otorgados en becas a 269 estudiantes que a través del programa Padrino Empresario realizaron pasantías en 109 empresas a nivel nacional.

Los organismos internacionales jugaron un papel relevante. A través de alianzas públicas privadas se firmaron 57 acuerdos y convenios, también se recibieron más de medio millón de dólares en ayuda humanitaria en especie que fue direccionada a las poblaciones más necesitadas.

También atendimos a 180 mil personas que recibieron 23,700 insumos alimenticios y 10 mil insumos correspondientes a productos de limpieza y de bioseguridad, en medio de la emergencia ambiental.

Los esfuerzos de esta administración por promover la paridad de género fue evidenciado con acciones tangibles, prueba de ellos es que se instaló el Nuevo Consejo Nacional de la Iniciativa de Paridad de Género que busca ampliar las oportunidades de las mujeres en los diferentes ámbitos del acontecer nacional.

Paralelamente se realizó la Segunda Sesión del Consejo Nacional para la Paridad de Género en donde se aprobó la propuesta para el fortalecimiento y autosostenibilidad de la IPG y se puso en marcha el Plan de Adhesión de Empresas, cuyo propósito es que más empresas del país se sumen a los objetivos del IPG.

Para la ministra María Inés Castillo de Sanmartín, el informe 2020 es un claro ejemplo del  compromiso que tiene el gobierno nacional de seguir promoviendo el desarrollo social en todas poblaciones prioritarias, fortaleciendo el Plan Colmena como estrategia contra la pobreza y las desigualdades.

En ese sentido indicó que para el 2021 las poblaciones vulnerables seguirán ocupando la prioridad del Estado y serán atendidas a través de un presupuesto $308.6 millones, donde   $260.9 serán destinados a la inversión para el desarrollo social de miles de personas en condiciones de vulnerabilidad, riesgo social, pobreza y pobreza extrema, por lo que el MIDES seguirá transformando vidas en el año 2021.