Beneficiarias de la Red de Oportunidades comercializan tembleques y obtienen ganancias

  • IMG-20180718-WA0010
  • IMG-20181025-WA0043
  • IMG-20181025-WA0013
  • IMG-20181025-WA0014
  • IMG-20181025-WA0016
  • IMG-20181025-WA0018

Beneficiarias de la Red de Oportunidades de la comunidad de Aserrío de Bugaba, en la provincia de Chiriquí, iniciaron la comercialización de tembleques y otros productos de vestir adornados con esta hermosa pieza folclórica nacional, luego que culminaron hace apenas un mes el curso de 15 horas, dictado por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), como estrategia de inclusión productiva.

Leslie Itzel Solano, una de las usuarias participantes, se mostró muy satisfecha con la iniciativa, porque según dijo, aprendió a hacer algo nuevo y que le está sirviendo para llevar un ingreso que antes no tenía a su familia.

“Ya hemos vendido algunas piezas en la localidad entre maestros y profesores, y ahora estamos trabajando en un pedido de siete sombreros que debemos enviar a la provincia de Coclé y, por el cual, tendremos una ganancia aproximada de 100 balboas, sacando los gastos por la compra de las perlas y el envío del flete”, expresó.

La señora Solano es una de las 12 beneficiarias del sector de Aserrío que tomaron el curso dictado por la Enlace de la Red de Oportunidades en Chiriquí, Karla Alvarado y, que se activaron a adornar sobreros, peinetas y elaborar diversos tipos de tembleques como tapa moño, tapa orejas, pavorreal, mariposas, rosas y otros diseños de flores que están vendiendo aprovechando que se acerca el mes de la Patria.

Relató que los sombreros por ejemplo los venden a un precio de 25 balboas y las peinetas a 15 balboas de acuerdo al modelo que soliciten.

En la provincia de Chiriquí, un total de 44 usuarias de la Red de Oportunidades (32 de Limones en el distrito del Barú y 12 de Aserrío en Bugaba), han sido capacitadas hasta la fecha; mientras que en la actualidad 98 participan de los cursos que se imparten en las comunidades de Progreso (30 personas), Gómez (33 personas) y Finca Bongo (35 personas).

Tras ver la utilidad de la iniciativa, estas damas solicitaron que se sigan impartiendo diversos tipos de cursos para beneficio de sus familias.

Te puede interesar...