En Chiriquí explican a representantes de corregimientos los procedimientos de inclusión de adultos mayores y otros parámetros

  • 20180416_110745
  • 20180416_110809
  • 20180416_111315

La Directora del Ministerio de Desarrollo Social en la provincia de Chiriquí, Anayansi E. Díaz E., solicitó cortesía de sala en el Concejo de Representantes del distrito de Boquerón para explicar en detalle a los ediles del área, los procedimientos que se deben cumplir para ingresar a una persona al programa 120 a los 65 y aclarar algunos puntos sobre la entrega de las Transferencias Monetarias Condicionadas.

Durante su intervención, directora regional encargada informó que una vez la persona se inscribe y entrega  los documentos que establece el programa (solicitud, copia de cédula del interesado y familiar responsable, certificación del Tribunal Electoral con sello original, copia de recibo de luz o agua, o de corregiduría en caso de que no cuenten con ninguno de los anteriores servicios, croquis e informe secretarial que hace constar que a la persona no le aparece nada en el Registro Público, ATTT y Lotería), se digitaliza el expediente y se entrega al promotor social para que este visite la vivienda.

Al momento de efectuar la encuesta o aplicar la Ficha Única de Protección Social (FUPS), los promotores sociales, previamente capacitados, toman en cuenta algunos datos basándose en el perfil del programa que según el modificado artículo 544 establece, solamente, pobreza o pobreza extrema; es decir, el ingreso y cuadro familiar, estado de la vivienda, servicios básicos, entre otros parámetros que sirven para medir dicha condición.

Completado el expediente y regresado a la oficina regional, se procede a foliarlo (ordenar las páginas) y enviarlo a la sede principal en la fecha en que se indique. Luego, proceden a ingresarlo al sistema para que después de un minucioso estudio de cada expediente por un personal especializado en la sede principal, el personal de la regional pueda verificar si el interesado calificó o no para recibir el beneficio. Si algún dato es incorrecto, el sistema de digitalización lo rechaza al no coincidir la información y el expediente se regresa a la regional para proceder a reevaluar y volver a reenviar.

La oportunidad también fue aprovechada para que la funcionaria Mackoll Acosta del programa 120 a los 65, comunicara a las autoridades locales la importancia de que las personas que resulten excluidas presenten la nota de apelación o reconsideración y entreguen junto a la misma la copia de la cédula.

Finalmente, se aclaró que ningún programa social del MIDES entrega retroactivo a quienes en un momento dado se inscriban y, posteriormente, resulten elegidos para recibir alguno de los beneficios de las transferencias monetarias condicionadas.

Te puede interesar...