“La casa que me entregaron es la única herencia que les puedo dejar a mis hijas”

  • a159bc62-fd6d-4070-bb4b-f9849b8c6ea4
  • d618691a-db46-49a4-9206-007a1facbaf9
  • bf59c2a5-3566-4c5c-a270-e506fa391750
  • a7c431e7-834c-48f5-bff5-5c49f54c016a
  • 915c4e1b-bb42-4005-8bb3-2ca30881386e

A través del trabajo articulado entre instituciones, Anayka Bósquez y sus dos hijas recibieron las llaves de su nueva casa en Las Minas de Herrera. Por primera vez tendrán un hogar propio. Más de 100 personas también recibieron viviendas  a través de un proyecto de 9 millones de dólares.

Anayka Bósquez está feliz. La tarde del viernes le entregaron un juego de llaves que representa el único patrimonio que les puede heredar a sus hijas. Los últimos ochos años vivió con una tía. Pero hace siete meses los vientos soplaron a su favor. Luego de tramitar una solicitud con las autoridades locales en su natal pueblo de Las Minas, recibió lo que siempre había anhelado, una casa.

La residencia amueblada de dos cuartos y baño higiénico representa para Anaika la oportunidad de mejores días. La casa le fue entregada a través del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y la construyeron sobre un terreno que la abuela de Anaika le heredó.

“La casa que me regalaron es la única herencia que les puedo dejar a mis hijas. Desde hoy puedo decir con mucho orgullo que tengo una vivienda donde mis hijas pueden crecer seguras.  Por primera vez tendrán un cuarto para ellas. Es la mejor noticia me he recibido en muchos años. Estamos felices”, relató la mujer.

 Anayka reside en Las Minas Cabecera, unos de los 300 corregimientos más pobres del país donde el 36.4% su población (1,979) viven en pobreza multidimensional de acuerdo el IPM de Corregimiento elaborado por la Secretaria Técnica de Gabinete Social.

La ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, quien le entregó las llaves les deseo años felices en su nueva etapa. Destacó que esta entrega se realizó a través de un contrato de nueve millones de dólares que permitió construir 102 viviendas con material RBS (formaletas termoplásticas vaciadas en concreto armado) en la provincia de Herrera.

La titular de la cartera social, también le entregó una vivienda a Santos Pimentel, un adulto mayor de 71 años que vive en La Cuchilla de Las Minas y que ha dedicado gran parte de su vida a cuidar a su hijo Ceferino de 46 años, que sufre una discapacidad física e intelectual.

La casa de Santos era de madera y de zinc viejo. En verano el calor era insoportable y en invierno sucumbía ante los fuertes aguaceros. Era un lugar incómodo y poco seguro para Ceferino.

“Estas casas la estamos entregando a ciudadanos humildes, que necesitan el apoyo del Estado para mejor su calidad de vida. Anaika y Santos representan ese ciudadano que lucha por su familia y que hacen todo lo que sea necesario para proteger a los suyos”, destacó la ministra.

Las viviendas se otorgaron durante una gira de trabajo donde se evidenció los logros alcanzado por el Plan Colmena que ha permitido que más de mil personas de 90 comunidades ubicadas en los corregimientos de Chepo, El Chumical, Quebrada del Rosario, Quebrada El Ciprían, Leones y El Toro tengan una casa digna.

En la gira participó la viceministra del MIDES, Milagros Ramos Castro y el ministro del Miviot, Rogelio Paredes quien estuvo acompañado de su viceministra, Daniela Martínez López.

Para la ministra el Plan Colmena está fortaleciendo las Juntas Técnicas de las provincias y  a los gobiernos locales lo que les permite que se constituyan en actores de su propio desarrollo.

Destacó que este proyecto traslada la oferta que tiene el Gobierno Nacional a los 300 corregimientos más pobres del país, donde se impacta positivamente a las familias vulnerables con proyectos que protegen y mejoran su calidad de vida.