Mujeres, adultos mayores, niños y niñas se beneficiaron de una jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé

  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (4)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (8)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (10)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (6)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (1)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (2)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (3)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (5)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (9)
  • jornada de salud en la Comarca Ngäbe-Buglé (7)

A través del Plan Colmena se aplicaron más de 400 vacunas para combatir el Tétano, la Rubéola el Sarampión, Polio, Fiebre Amarilla, Papera y otras enfermedades.

A través del Plan Colmena “Panamá libre de pobreza y desigualdad, la Sexta Frontera” el Ministerio de Salud (MINSA) aplicó en la Comarca Ngäbe-Buglé unas 430 vacunas para combatir enfermedades como: Hepatitis B, Tétano, Papera, Polio, Rubéola, Sarampión, Tosferina, Difteria, Fiebre Amarilla y otras enfermedades.

Las vacunas fueron aplicadas en una región donde el índice de pobreza extrema afecta al  90% de la población y donde operan 10 centros de salud para atender una población de 213 mil 860 habitantes.

Fueron más de diez tipos de vacunas distintas que se aplicaron entre ellas: MR, TDAP,    Neumococo 23, Neumococo 13, Gardasil, Hexavalente, Rotavirus, MMR, Hepatitis A,  Hepatitis B, Tetravalente, entre otras.

Las intervenciones se realizaron en los corregimientos de Hato Chamí y Peña Blanca, ubicado en los distritos de Nole Düima y Müna donde residen unos 8 mil 566 residentes.

La jornada de salud tuvo el objetivo de brindar asistencia médica en lugares apartados y así evitar que los residentes tengan que viajar largas distancia para ser atendido por un médico.

La ministra de Desarrollo Social, Markova Concepción Jaramillo, explicó que estas intervenciones son el resultado del Plan Colmena que intervendrá los 70 corregimientos de la Comarca.

“Estamos articulando esfuerzos para que todos los ministerios e instituciones trasladen su oferta a las poblaciones más vulnerable del país”, indicó la ministra Markova.

También se realizaron pruebas de embarazos, sífilis, Hepatitis B y exámenes de glucosa y hemoglobina a cientos de residentes que asistieron a la Misión Colmena al primer pago de los Programas de Transferencia Monetaria Condicionada (PTMC).

A través del Plan Colmena también se coordinó con el Ministerio de Vivienda, el Ministerio de Educación y el MIDES la adecuación del Centro Educativo de Hato Chamí que tiene una población estudiantil de más de 200 estudiantes, donde 40 de ellos residen en el internado de la escuela.

Entre las adecuaciones que se van a realizar al plantel están: instalación de cielo raso, instalación techo, mejoras en la infraestructura y donaciones de televisores y computadoras.

El objetivo es acondicionar el internado para que los estudiantes realicen sus proyectos educativos bajo un ambiente que fomente el desarrollo y la innovación.

Otra intervención estratégica que se realizó en la Comarca Ngäbe-Buglé fue la siembra de tilapias  en la Escuela de Hato Rincón, a través de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP). Lo interesante  de este proyecto es que dentro de seis meses se podrá consumir las tilapias, lo que genera un beneficio directo a la población estudiantil.

El plan Colmena tiene como meta transformar la calidad de vida de 777 mil panameños y panameñas, que viven en pobreza multidimensional en 300 corregimientos de 63 distritos que se han quedado atrás en el desarrollo social.

Te puede interesar...