PANAMÁ SE SUMA A PACTO REGIONAL POR LA AUTONOMÍA DE LA MUJER

  • IMG-20190301-WA0016
  • IMG-20190301-WA0026
  • IsmaBogota1
  • Screenshot_20190301-132104

Con el compromiso de fomentar la integración de la perspectiva de género de manera transversal en acciones dirigidas al cumplimiento de la Agenda 2030 con un abordaje integral e impulsar la formación en habilidades para el liderazgo de mujeres en puestos gerenciales culminó la II Reunión de Alto Nivel “El aporte de las mujeres a la Agenda 2030: Medidas para la plena protección social de las mujeres en Iberoamérica”, desarrollada este viernes, en Bogotá, Colombia.

Ambos compromisos plasmados en el Pacto Regional por la Autonomía de la Mujer, entre otros más, muestran que Panamá, Costa Rica, Guatemala, Colombia y República Dominicana avanzan hacia una agenda común encaminada a construir un mundo más equitativo, inclusivo y sostenible, planteó la Vicepresidenta y Canciller Isabel de Saint Malo de Alvarado.

En ese sentido, la jefa de la diplomacia panameña, resaltó la importancia de las alianzas entre hombres y mujeres, empresa privada y sociedad civil para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y que éstas tengan como eje central la equidad social. En el caso de Panamá, citó como ejemplo del compromiso del país con el cumplimiento de la Agenda 2030, la Ley 56 del 2017 sobre la participación de las mujeres en Juntas Directivas Estatales, Mixtas y reguladas, el Programa Panamá Bilingüe para brindar educación de calidad, y la puesta en marcha del Índice de Pobreza Multidimensional y el IPM en Niños y Adolescentes. “La data es fundamental a la hora de atacar un problema, y estos índices nos permiten ver cómo la pobreza afecta a los diferentes grupos, incluidas las mujeres y niñas.

En esa misma línea, la Ministra de Desarrollo Social, Michelle Muschett, quien participó en el panel “La brecha de género en remuneraciones y protección social en Iberoamérica”, afirmó que, si permitimos que las mujeres aporten todas sus capacidades al mismo nivel que los hombres, para dar respuesta a muchos de los desafíos que enfrentamos en nuestros países, lograremos un desarrollo económico, humano integral y sostenible.

Resaltó la titular que “el 55% de las mujeres acceden al mercado laboral a diferencia de los hombres que cuenta con el 85%. El contraste es que el 76% de las mujeres que están en el mercado laboral se dedican a empleos de baja productividad, siendo los hombres el 37%.  Solo en 11% de las mujeres en Panamá se encuentran en empleos de alta productividad, teniendo el contraste de que las mujeres tenemos mayor nivel de escolaridad que los hombres con un casi 30% de mujeres egresadas de estudios superiores.

 “Asegurar el desarrollo sostenible de un país implica que, nosotros como ciudadanos tomemos acción para transformar nuestro mundo en uno mejor a través del respeto a la diversidad, para continuar aportando a la reducción de las desigualdades. Superar estereotipos sobre la capacidad y rol de las mujeres en los diferentes ámbitos, continúa siendo un importante desafío en el que debemos trabajar, de cara a ese desarrollo sostenible que queremos lograr al 2030” dijo la ministra Michelle Muschett.

Por su parte, las Vicepresidentas Marta Lucía Ramírez, Epsy Campbell, Margarita Cedeño y el Vicepresidente Jafeth Cabrera, de Colombia, Costa Rica, República Dominicana y Guatemala, respectivamente, coincidieron en la importancia de impulsar alianzas para lograr el pleno desarrollo de las personas, sin que nadie se quede atrás, y que los países intercambien buenas prácticas en materia de equidad de género que permitan construir un mundo mejor para las futuras generaciones.

Participaron, además, Gina Magnolia Riaño, Secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social y Mónica de Greiff, Presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Te puede interesar...