Más de 400 jóvenes de comunidades vulnerables participan de talleres sobre prevención del consumo de alcohol y drogas

  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.38.46 PM
  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.39.53 PM
  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.39.53 PM (1)
  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.39.53 PM (2)
  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.39.53 PM (3)
  • WhatsApp Image 2021-06-08 at 4.39.53 PM (4)

El Gobierno Nacional ha capacitado a más de 400 jóvenes en talleres preventivos sobre el consumo de alcohol y drogas, que le permitirá a esta población evitar desarrollar adicciones a sustancias psicoactivas que alteren su desarrollo en la sociedad.

Las jornadas han estado organizadas por la Oficina de Desarrollo Social Seguro (ODSS), adscrita al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), en lugares como las Comarca Guna Yala, Madugandí y las provincias de Colón y próximamente en Bocas del Toro.

Los talleres se han realizado en las comunidades de Narganá (Yandup), Isla del Tigre y Akuanusabud (Corazón de Jesús), Nuevo Chagres, Piña, Achiote, Altos de Los Lagos, entre otras.

Durante los encuentros, destinados a chicos de entre 14 y 19 años, especialistas han utilizado  actividades lúdicas e interactivas para mostrar las consecuencias fisiológicas de fumar y  tomar bebidas alcohólicas antes de la mayoría de edad.

Lo que se busca es crear concienciar a los jóvenes sobre sus efectos nocivos y darles herramientas a los adolescentes para que puedan construir un plan de vida alternativo y saludable.

El director de la ODSS, Gino Valentino, explicó que a través de talleres los jóvenes pueden reconocer los efectos que produce en el cuerpo las sustancias psicoactivas y destacó que estos programas son la base para lograr sociedades pacíficas y sin violencia.

Valentino, añadió que los talleres se complementan con las entregas de implementos deportivos como balones de futbol, de baloncesto y voleibol, que incentivan a los participantes a desarrollar actividades que refuerzan la convivencia pacífica.

La psicóloga y organizadora de los talleres, Yessica Mendieta, explicó que el consumo de sustancias adictivas es un flagelo que afecta a la familia y desencadena violencia doméstica, desempleo, divorcio, por lo que es importante que se conozcan el efecto de estas sustancias en el desarrollo de las personas.

Para Mendieta la pandemia ha desencadenado estrés en los jóvenes que para calmar la ansiedad que ha provocado este virus recurren al consumo de sustancias adictivas. De allí, la necesidad de seguir reforzando los programas que ayuden a los jóvenes a formarse en valores.

Mientras que para el maestro y dirigente comunitario de Narganá, Eric Garrido, los talleres les trasmiten valores a los jóvenes y los ayuda a manejar la presión de grupo, que tanto inciden a la hora de tomar decisiones equivocadas.

Garrido un docente de 22 años de experiencia, enfatizó que estos espacios moldean el carácter y logran que los participantes tomen decisiones acertadas, respecto a su futuro.

Las actividades se seguirán realizando en todas las provincias del país, como parte del compromiso que tiene el Estado por brindar oportunidades de desarrollo a la juventud.