Padrino Empresario: Una luz en el camino de jóvenes en riesgo

  • 20180515_105641
  • 20180515_103146
  • 20180515_101104
  • 20180515_101756
  • 20180515_102022
  • 20180515_103441
  • 20180515_103029

El Programa Padrino Empresario que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), se ha convertido en una especie de luz en el camino de muchos jóvenes que por diversas circunstancias viven en condición de riesgo social e incluso corren peligro de desertar del sistema escolar.

Este es el caso que experimentaron en diferente momentos los jóvenes chiricanos Michael González y Martín Saldaña, quienes decidieron inscribirse en el programa en la Regional de Chiriquí, y obtuvieron así la oportunidad de ingresar a La Casa de las Baterías para ganar dinero, continuar sus estudios y de paso adquirir experiencia laboral.

Durante una visita a la sucursal ubicada en la Vía Interamericana de David, en la  provincia de Chiriquí, Michael González, se mostró evidentemente orgulloso al manifestar que hace 11 años ingresó al programa Padrino Empresario y gracias a ello, y a la oportunidad que le brindó la Casa de las Baterías para trabajar durante su tiempo libre, no sólo pudo formar su familia, comprarse su casa y auto; sino que además aprendió a ser responsable, puntual, entre otros valores importantes que con el tiempo fue adquiriendo durante su estancia en la citada empresa.

Hoy, Michael se constituye en ejemplo vivo para su compañero Martín y otras generaciones de jóvenes entre 15 a 17 años que tienen deseos de superarse y que en un momento determinado, corren el riesgo de desertar del sistema escolar debido a que los recursos familiares no alcanzan.

El joven Martín, quien inició labores el 1 de marzo de este año,  declaró estar muy satisfecho porque además de que pudo continuar sus estudios de manera semi presencial en el Colegio Universal, ahora puede ayudar a su familia y cada día aprende diferentes cosas que le servirán en el futuro.

“En La Casa de las Baterías he aprendido valores fundamentales para mi desarrollo personal porque me han enseñado la importancia de ser puntual, responsable, honrado, comprometido con lo que hago y a trabajar en equipo como clave importante para el éxito profesional”, expresó este joven que cursa el bachillerato en Comercio.

Ambos, agradecen a la empresa y al Programa Padrino Empresario por la gran puerta que le abrieron para estar con esfuerzo propio luchando por salir adelante  y mejorar su calidad de vida.

Te puede interesar...